Las 7 Mejores Tecnologías de Impresión 3D del Mundo

En este artículo te explicaremos cómo se dividen las tecnologías de impresión 3D, ya que como tal, la impresión 3D no es un tipo de máquina, si no es el conjunto de tecnologías que te permiten crear objetos sin necesidad de moldes o mínimos. Cada tecnología tiene sus usos y aplicaciones, así como sus materiales.

Este será el artículo más extenso de nuestra serie de información, pero vale la pena leerlo y así conocer cada una de las tecnologías de impresión 3D de las que que puedes hacer uso. Para comenzar a usar estas tecnologías sin tener que invertir grandes cantidades de dinero ponte en contacto con nosotros.

Cada tecnología fabrica un tipo de materiales, lo que hace imposible querer imprimir un metal con una máquina de plásticos o viceversa, necesitarías tener una máquina de cada tecnología para poder tener ambos materiales.

Tipos de Materiales en Impresión 3D

En una edición siguiente, hablaremos más a fondo sobre los materiales que existen en la impresión 3D. Pero desde ahora es importante definir los 3 tipos de materiales con los que puedes fabricar en manufactura aditiva.

  • Termoplásticos. Los materiales más comunes en la industria 3D. Van desde materiales simples como un PLA, hasta materiales de ingeniería como Ultem o Nylon reforzado con Fibras de Carbono, Kevlar o Vidrio.

  • Metales. Una gama limitada, pero creciente en metales, desde aluminio, acero inoxidable, hasta Titanio, Inconel u otros de aplicación aeroespacial.

  • Fotopolímeros. Resinas plásticas que curan con luz ultravioleta y que asemejan materiales como Polipropileno y Estirenos.

Cada uno de estos materiales se fabrica en alguna de las 5 principales tecnologías de 3D.

Tecnologías, un toolkit de Manufactura Aditiva, no una sola herramienta

Existen en el mundo más de 15 tecnologías de manufactura aditiva, pero en sí todas se concentran en 7 métodos distintos. Cada uno, con una forma muy particular de construir.

En ediciones posteriores hablaremos a detalle de cada una de ellas, pero desde ahora te comparto el funcionamiento y alcance de cada una de ellas.

Extrusión de materiales (FFF o FDM)

La tecnología más común del mercado y que más se ha masificado. La forma en la que funciona es que funde un filamento de plástico a través de un cabezal caliente que va inyectando el material capa por capa. Ideal para piezas resistentes, de gran tamaño y con características de resistencia mecánica y térmica. Es probable que hayas visto una máquina de este estilo, ya que son las impresoras de escritorio (FFF) que hasta en tiendas departamentales puedes comprar, mientras que las tecnologías industriales (FDM) contienen tecnología más avanzada y muchos controles y sensores que permiten fabricar piezas muy precisas y no caben en un escritorio.

Fotopolimerización en tina (SLA, CLIP, DLP)

La fotopolimerización ocurre cuando expones una resina líquida fotosensible a una fuente de luz. Cuando la fuente de luz es controlada, puedes dar forma a un objeto. Esta tecnología contiene resina líquida dentro de un tanque y mediante el movimiento de una plataforma que sube y baja, va solidificando una capa de material a la vez con ayuda de un láser (SLA), de la proyección de la imagen de un proyector (DLP) o con una combinación de láser y reacciones químicas de oxígeno (CLIP). Esta tecnología es ideal para hacer pequeños detalles o acabados superficiales muy lisos e incluso transparentes.

Fusión de capa de polvo (SLS, MJF, DMLS) 

Esta tecnología es capaz de fabricar piezas completamente sólidas mediante la sinterización o fundición de partículas de polvo plástico o metálico. Esta tecnología va dosificando un polvo muy fino de material en una cama plana, a la cual se funde el material necesario para ser cubierto después con una nueva capa de polvo. La variación en la tecnología la da el origen de la energía que funde y el material a utilizar. Existen 3 variaciones, la primera es con plásticos, principalmente Nylon 12 que funde el material con un láser (SLS), mientras que la segunda usa un aglutinante para pegar el material y con calor fundirlo después (MJF) y finalmente la variación que fabrica en metal y funde con electrones (EBM) o un láser (DMLS).

Material Jetting (MJ, DOD, NPJ)

Cuando de hacer prototipos visuales de alto detalle se trata, esta es la tecnología ideal. La tecnología hace uso principalmente de resinas fotocurables que son depositadas por medio de goteo a través de cabezales de inyección (parecidas a la de una impresora de tinta) en lugares específicos y que se va solidifcando una capa a la vez. La naturaleza de este proceso, permite fabricar piezas en multimateriales y multicolores, combinando materiales sólidos, con flexiles y transparentes. El Material Jetting (MJ) va colocando las gotas y solidificando, la variación DOD deposita pequeñas gotas de material, una por una en lugares espcíficos y principalmente fabrica cera para joyería. Otras tecnologías (NPJ) fabrican con nanopartículas metálicas.

Binder Jetting (BJ)

 Si combináramos el SLS con MJ obtendríamos esta tecnología capaz de crear piezas de muy alto detalle, pero en totalidad de colores. La tecnología funciona al ir colocando capas completas de material en polvo (base calcio) y va depositando pequeñas gotas de aglutinante y tinta en lugares específicos, al terminar, la máquina coloca otra cama de polvo y repite el proceso. La forma de imprimir es muy similar a la que una impresora de tinta funciona, pero repitiendo el proceso cientos de veces, como capas de una pieza.

Laminación de Hojas

Esta tecnología es la más simple de todas, ya que va pegando hojas de papel, láminas de metal o láminas de material compuesto una encima de otra y va cortando los contornos de la figura. Al final, se desecha todos los sobrantes de las hojas y se mantiene la pieza principal.

Deposición de energía directa (DED) 

Esta tecnología es exclusiva de piezas metálicas. Básicamente es un brazo robótico que va fundiendo polvo metálico conforme va siendo depositado, una variación de la tecnología va fundiendo un alambre como si de usar soldadura se tratara. Para fundir el material se hace uso de lásers (LENS) o un rayo de electrones (EBAM).

Como puedes ver, hay una gran variedad de tecnologías, cada una para una aplicación específica. En próximos artículos hablaremos a detalle de cada una de estas tecnologías, los materiales de impresión 3D, sus beneficios, sus limitantes y las principales aplicaciones de la impresión 3D.

Tener una tecnología o impresora 3D es el equivalente a tener en mano un martillo, sólo te servirá para colocar clavos, pero cuando te encuentres con un tornillo, requerirás de un desarmador.

Por ello, para estar preparado ante cualquier tipo de proyecto, requerirías de un toolkit de impresión 3D, el cual sería muy costoso. Por ello, ponemos a tu disposición todas estas tecnologías en el Centro de Impresión 3D Profesional más grande de México.

Estamos seguros que la impresión 3D puede impactar positivamente en tu empresa y tus procesos.

¿Te interesa obtener más información de utilidad?

¿QUE ESPERAS PARA COMENZAR A FABRICAR?

Somos especialistas en proyectos industriales, contacta a los profesionales.

Servicio a toda la república

info@tridimx.com

Teléfono (442) 402-1958

Envia Whatsapp aquí

¿Te interesa un Workshop gratis?

¿Vacantes? Ingresa aquí

Si ya tienes listo tu diseño 3D, accede a



Partner en México //

2019-05-06T18:20:08+00:00